Cicatrices de paz

El documental ‘Alto el fuego’ refleja la oportunidad dada por los salesianos a 2.300 niños soldado en Colombia

fotograma del documental Alto el fuego sobre niños soldado en Colombia Misiones Salesianas

Fotograma del documental ‘Alto el fuego’ impulsado por Misiones Salesianas

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA | Catalina era maltratada por su padre cuando bebía. Un día, fue más allá e intentó abusar sexualmente de ella. Al fin, se armó de valor para contarle todo a su madre, pero esta no la creyó y también le pegó. Tenía solo 13 años cuando cayó en una espiral de excesos que casi la abocaron al suicidio, hasta que se fue de casa. Una serie de malas decisiones dieron con ella en las FARC. Allí vivió un auténtico calvario, que devastó lo que le quedaba de infancia. Con 16 años le llegó una oportunidad y hoy, cumplidos los 19, sueña con entrar en la universidad y graduarse como enfermera.

Manuel tenía ocho años cuando, también por una serie de problemas familiares, se marchó de casa junto a su hermano. Movidos “por la curiosidad”, entraron en las FARC y allí experimentaron cómo “matar a otro era algo normal”. Un día, castigado por su rebeldía, su hermano fue ejecutado por los guerrilleros. Tras esto, él pudo huir y se abrazó a la misma oportunidad que Catalina. Hoy, también con 19 años, sueña con terminar su formación en mecánica y encontrar un trabajo desde el que vivir una vida independiente, “como cualquier otro ciudadano”.

Catalina y Manuel (nombres ficticios) son los protagonistas del documental Alto el fuego, dirigido por Raúl de la Fuente para Misiones Salesianas sobre el gran reto que se vive en Colombia. En él se refleja cuál ha sido la oportunidad que ha permitido a ambos cambiar su vida: la Ciudad Don Bosco en Medellín, por la que –junto a otro centro con el que los salesianos cuentan en Cali– han pasado 2.300 niños soldado desde que surgiera hace 15 años.

Visionado días antes en el Vaticano y en Bruselas, en el Parlamento Europeo, el filme fue presentado el jueves 9 de febrero en la embajada de Colombia en Madrid. También estuvieron en el acto los dos chicos, emocionados por poder contar su historia personal, pero representativa de un drama colectivo cuya brutalidad les excede.

Y es que hablamos de un conflicto, el protagonizado durante más de 50 años por las FARC, el ELN y otros grupos rebeldes frente a un Estado que también ha incurrido a veces en la guerra sucia, que deja un balance atroz: ocho millones de afectados, casi siete millones de desplazados, 260.000 muertos… o entre 8.000 y 13.000 niños utilizados como soldados. Reflejo de un drama por el que entre 250.000 y 300.000 menores son obligados a empuñar un arma en hasta 15 conflictos en todo el mundo, siendo el de Colombia, eso sí, el único caso en América.

(…)

Publicado en el número 3.024 de Vida Nueva. Ver sumario

 


CÓMO LEER EL REPORTAJE COMPLETO:

* Si eres suscriptor de la revista: léelo ahora

* Si quieres comprar el número suelto en la app de la Revista Vida Nueva. En el nº 3.024: para iPad o para Android

* Suscríbete a Vida Nueva

 


LEA TAMBIÉN: