El seguro escolar voluntario es recomendable

Puede enviar sus preguntas a nuestro asesor legal

patio de un colegio precintado después de un accidente

PREGUNTA.- El colegio nos ofrece todos los años la posibilidad de contratar de forma voluntaria un seguro de accidentes. En el caso de no contratarlo, ¿quedarán cubiertos por la Seguridad Social los accidentes que pueda sufrir mi hija en horario escolar? RESPONDE Ignacio Rodríguez Rull, abogado

RESPUESTA.- Dada la cantidad de solicitudes que se están recibiendo en referencia a este tema, volvemos a abordar con detenimiento la cuestión del Seguro de Accidentes de forma voluntaria.

El seguro es obligatorio solo para determinadas etapas

IGNACIO RODRÍGUEZ RULL, abogado Alter Consultores Legales | La Ley del 17 de julio de 1953 estableció en España el Seguro Escolar Obligatorio con fines de prevención social y protección del estudiante contra circunstancias adversas, fortuitas y previsibles. Este seguro está incluido en el régimen especial de la Seguridad Social (RESS) y abarca las coberturas fundamentales: asistencia médica durante un año y medicamentos en el caso de ser internado, hospitalización, indemnización para las secuelas con resultado de incapacidad absoluta para los estudios, indemnización por fallecimiento debido a actividad escolar y, en algunos casos, ayuda por fallecimiento del cabeza de familia.

El precio real de las coberturas es soportado por los padres al cincuenta por ciento en el pago de la matrícula, junto con la administración, que soporta el otro cincuenta por ciento.

La cuestión, entonces, es si los alumnos de Infantil y Primaria están o no obligados a contratar el Seguro Escolar. El Seguro Escolar Obligatorio es obligatorio para los alumnos de 3º y 4º de la ESO y 1º y 2º de Bachillerato, así como de FP de segundo grado, grado medio, grado superior y especial y Programas de Cualificación Profesional.

No obstante, y debido a las posibles eventualidades, se está optando por disponer de seguros alternativos de carácter voluntario con prestaciones que cubran a alumnos de Infantil, Primaria y 1º y 2º de ESO.

Es por ello que muchos centros educativos consideran recomendable la contratación del seguro voluntario, pues viene a resolver el grave problema que se presenta para alumnos y familias en los siniestros por infortunio o daños estéticos, por ejemplo, permitiendo que los alumnos afectados puedan continuar sus estudios en el mismo centro y solucionar situaciones familiares de vital importancia.

Los precios de los seguros voluntarios vendrán establecidos y variarán en virtud de las coberturas que se recojan en los mismos, comprendiendo la cobertura del mismo desde el inicio hasta la finalización del curso escolar. Ambas fechas se fijan, por lo general, de mutuo acuerdo con la dirección del centro y el AMPA.

Las principales coberturas suelen recoger desde accidentes en actividades escolares y extraescolares, incluso la realizadas fuera del centro, hasta gastos de desplazamiento, rotura de gafas, prótesis dentales, intervenciones de cirugía estética en caso de necesidad, infortunios, invalidez permanente e incluso fallecimiento.

La cifra

17,8% del total de los accidentes que se producen (excluyendo los de tráfico) los sufren niños con edades comprendidas entre 0 y 14 años.

En el nº 2.999 de Vida Nueva

 

Puede enviar sus preguntas a: asesorlegal@vidanueva.es

Un servicio ofrecido por:
Logo Alter Consultores Legales

Consulta al asesor legal. Lea aquí consultas anteriores

 


LEA TAMBIÉN: