“¿Qué pasos debo dar para hacerme misionero?”. Mucho más que una aventura

En el marco del 25º aniversario de la Escuela de Formación Misionera en Madrid

portada Pliego Formar misioneros para la misión 2962 octubre 2015

ISIDORO SÁNCHEZ, misionero del Instituto Español de Misiones Extranjeras (IEME), responsable de Formación |¿Qué pasos debo dar para hacerme misionero? ¿Podría darme orientación sobre esto?”. Algunos correos y llamadas de personas inquietas nos llegan de vez en cuando con esta solicitud. Y la pregunta no es improcedente ni molesta, sino justa y acertada. La pregunta refleja en quien la hace la intuición o la convicción de que nadie deberá marchar a la misión a la buena de Dios, como si se tratara de un asunto sin apenas trascendencia. Algo más que unas vacunaciones previas o un repelente de mosquitos habrá que procurar a quien marcha a la misión ad gentes, ya que la misión es mucho más que una aventura a la que uno se lanza por un impulso espontáneo o porque la sangre se lo pide.

En este Pliego pretendo responder a quienes se hacen esta pregunta y a cuantos debemos hacérnosla obligatoriamente como una cuestión que atañe tanto a quienes marchamos a la misión como también a quienes apoyamos a los que parten a ella. En la Iglesia, unos y otros necesitamos hablar y aclarar medianamente esto, porque el encargo de ir al mundo entero está en el programa que Jesús presenta a toda la comunidad de sus seguidores.

I. El proceso de una vocación misionera

En un espacio de tiempo más largo o más corto, según se precise, toda vocación misionera ha de hacer necesariamente un recorrido procesual que comprende tres etapas o momentos: momento de germinación, momento de maduración y momento de preparación específica para la misión. Este camino progresivo, con sus respectivas etapas, implica tanto al que se hace misionero como también a la propia comunidad eclesial desde la que el misionero va a ser enviado.

  • La germinación de la vocación misionera
  • La maduración de la vocación misionera
  • La preparación específica para la misión

II. El camino gradual de converso a misionero en la historia de Pablo de Tarso

III. Preparar misioneros. ¿Cómo?

  • Las escuelas de formación misionera
  • La formación para la misión dentro de las congregaciones religiosas
  • Nuestra Escuela de Formación Misionera en Madrid
  • Hacia una Iglesia toda ella misionera

IV. El momento misionero actual español

V. Diez tareas urgentes e inaplazables

 

* Pliego completo publicado en el nº 2.962 de Vida Nueva. Del 31 de octubre al 6 de noviembre de 2015

* Comprar el número suelto en la app de la Revista Vida Nueva nº 2.962: en iPad o para dispositivos de Android

* Suscribirse a Vida Nueva