La misión engancha a los jóvenes de hoy

Laicos y religiosos narran a ‘Vida Nueva’ sus experiencias de compromiso y cómo les han influido

jóvenes participan en el X Encuentro Misionero abril 2013

De izq. a dcha., David, Blanca, Alexia, Ana María y Teresa

FRAN OTERO. Fotos: LUIS MEDINA | Son jóvenes de hoy, creyentes, misioneros y comprometidos por un mundo mejor. Teresa, David, Blanca, Alexia y Ana son algunos de ellos, aunque no todos. Jóvenes que desmontan la estadística y la creencia de que la juventud actual no se compromete, que no le importa lo que le pase al prójimo o que busca el éxito a costa de cualquier cosa. Los cinco, que participaron en el X Encuentro Misionero de Jóvenes, el pasado mes de abril, han vivido una experiencia misionera fuerte y, por ello, siguen trabajando, desde su realidad y aquí en España, por la misión.

La teresiana Teresa Ros colabora, al igual que David Guillén y Blanca Serres en la Delegación Diocesana de Misiones de Tarragona. Su trabajo, que comenzó tras regresar de una experiencia de dos años en Venezuela, consiste en la difusión de las experiencias misioneras, en el acompañamiento y entrevistas de aquellos que quieran participar en la misión. “Para mí, la misión ha sido un tesoro y me ha ayudado a ampliar mi visión de Iglesia. Ahora, poder transmitirlo y hacer posible que otros lo puedan vivir me gusta y me ilusiona”, explica.

Para Blanca, ir de misiones es “ir a visitar a nuestros hermanos cristianos, que pueden estar pasando por una situación mejor o peor; es ir a conocerles”. “Hay muchas cosas que nos separan, pero una fe que nos une. Se trata de un intercambio de experiencias de ellos a nosotros y viceversa. Ese intercambio es el que puede tener una continuidad en nuestro día a día aquí. Hay experiencias que nos marcan y nos ayudan a avanzar. Hay mucho que aportar cuando uno vuelve de la misión”.

jóvenes participan en el X Encuentro Misionero abril 2013

Participantes en el reciente X Encuentro Misionero de Jóvenes organizado por las OMP

Ofrecer el testimonio

Por su parte, David, que se encarga de gestionar el blog de la delegación tarraconense, recalca la importancia de dar testimonio de lo que cada uno vive cuando sale de su casa hacia la misión, y también de la necesidad de encontrar espacios de encuentro con aquellos que han tenido una experiencia parecida.

Tanto David como Blanca estuvieron en Honduras, una experiencia que les ha cambiado y que ha impactado positivamente en su entorno. “Mi experiencia me ha cambiado y de eso se va a beneficiar la realidad de la que he partido y a la que he vuelto. Al final, es una experiencia de Dios. En Calcuta, en Madrid, en Honduras, en Tarragona… y esa experiencia es la que engrasa el motor para que siga funcionando”, añade Blanca.

Alexia Gordillo trabaja con Selvas Amazónicas, de los Misioneros Dominicos. “Es muy importante abrir los ojos a otras realidades y encontrarte a Dios en la tierra. Hay sitios en los que digo que Dios pasea más a sus anchas, donde se le ve más fácil; Dios está en todos los sitios pero hay algunos en donde se le ve más fácil. Por eso, es importante irse a lugares, aquí o allá, donde te vuelves a encontrar con lo más sencillo”, afirma.

Más testimonios y experiencias, en el reportaje completo, solo para suscriptores

En el nº 2.849 de Vida Nueva.