¿Qué ha pasado con el Códice Calixtino?

El autor del robo del incunable habría actuado por codicia y venganza

presidente Mariano Rajoy devuelve el Códice Calixtino al arzobispo Julián Barrio

Rajoy, en el acto de devolución del Códice Calixtino al arzobispo Julián Barrio

JUAN CARLOS RODRÍGUEZ | Del robo del Códice Calixtino, hace justo un año, se han escrito cientos de reportajes sobre tramas internacionales de obras de arte, publicado decenas de novelas que querían ser best-seller con la primera guía del Camino de Santiago como protagonista, grabado más de un programa con especulaciones del más allá y difundido teorías de todo tipo sobre mensajes ocultos en las páginas del incunable del siglo XII… pero, seguramente, en lo que más se ha insistido, es en la incapacidad de la Iglesia en la protección de su gran patrimonio.

La imaginación es libre. Lo único cierto es que la semana pasada la Brigada de Patrimonio de la Policía Nacional detenía a José Manuel Fernández Castiñeiras, que fue trabajador de la Catedral de Santiago durante 25 años, y detrás del robo no se esconde más que un episodio de codicia y, a juzgar por el relato policial, de venganza.

Según fuentes de la propia catedral, el enfrentamiento causado por el despido de Fernández Castiñeiras por el Cabildo, sumado al patrimonio inmobiliario que este poseía, le convirtió en el principal sospechoso. La intuición de Yzquierdo y de la Policía Nacional se ha confirmado justo cuando se cumple un año de la desaparición del manuscrito del siglo XII.

El deán José María Díaz, ha confirmado la pésima relación que mantenía con el detenido, electricista de profesión, sobre todo desde su despido.

El deán –que se vio forzado a dimitir como archivero de la Catedral– ha aclarado, en cualquier caso, que el Códice Calixtino no ha sufrido daño alguno, pese a que estaba escondido en un garaje de Milladoiro, empaquetado con papel de periódico, dentro de varias bolsas de basura y rodeado de material de albañilería.

Una pieza única

Distintos expertos llegaron a cotizar el Códice Calixtino entre cinco y diez millones de euros, aunque era imposible de vender en el mercado negro. “Póngale usted los ceros que quiera y estará equivocado. Hablamos de una pieza única; como códice, y por lo que representa en la historia del culto a Santiago, para la historia de la música, la de Galicia y en muchos otros aspectos”, según aclara el padre Miguel Vivancos, doctor en Historia y exprior de Silos.

De los cinco libros y un apéndice que lo componen, es el quinto, encargado por el papa Calixto II, el conocido como la primera guía turística del Camino Francés.

Incluye una carta de Inocencio II (1130-1143) en la que el Papa advierte de excomunión y anatema “a todos los que pudiesen molestar a sus portadores en el camino de Santiago o a los que lo lleven o roben de la basílica del Apóstol después de que allí esté ofrendado”.

jcrodriguez@vidanueva.es

En el nº 2.809 de Vida Nueva. El Códice Calixtino regresa a la catedral de Santiago, íntegro solo para suscriptores

 

LEA TAMBIÉN: