Pobreza infantil: los niños sufren más la crisis

niños pobres gitanos en la calle

MANUEL SANJURJO | No figuran en las listas del paro ni están en boca de ningún político, pero están ahí, acongojados por el miedo y la precariedad que se ha instalado en los hogares (los que aún lo mantienen), víctimas colaterales de una crisis que está rompiendo los diques protectores que las familias habían levantado ante ellos.

Son los niños, colectivo que UNICEF, a través de un reciente informe que analiza su situación en España, considera que es el más afectado por la situación económica.

Bajo el título de La infancia en España 2012-2013. El impacto de la crisis en los niños, sostiene que la pobreza infantil se ha incrementado de manera muy significativa en los últimos años, hasta el punto de que, hoy día, hay más niños pobres entre nosotros y, además, son más pobres.

Por ello, y dado que esta situación “permanece prácticamente invisible en el discurso político, social o mediático”, el objetivo del estudio “es hacer visibles a los niños en el panorama de retos sin precedentes a los que nos enfrentamos”.

Así, además de exponer cómo los niños están siendo “enormemente afectados” por la crisis, el informe plantea la necesidad de tenerles en cuenta para salir de la misma. “Porque lo que le ocurre a los niños acaba, más pronto o más tarde, repercutiendo inevitablemente en todos”, se señala.niño pobre gitano en la calle

Para UNICEF, “los niños sufren la crisis en los hogares cuando sus progenitores se quedan sin trabajo y sin ingresos, cuando ellos y sus familias son desahuciados, cuando, a consecuencia de los menores ingresos familiares, se empobrece la calidad de su alimentación, cuando se deteriora el ambiente familiar, cuando no pueden costearse tratamientos no incluidos en los sistemas públicos”.

“Pero también repercuten en ellos las decisiones políticas de reducción del gasto público en ayudas a las familias, en becas escolares de comedor o libros de texto, y no son ajenos al impacto de las decisiones generales en materias de impuesto y de deuda pública, o en las reducciones de presupuestos destinados a servicios sociales, educativos o de salud”.

Más de dos millones de menores

En este sentido, se pone de manifiesto que “la actual recesión y las distintas respuestas que están dando los Gobiernos están poniendo a prueba los compromisos con la infancia de los poderes públicos, pero también los de la sociedad en su conjunto. La crisis, además, está poniendo en evidencia en distintos países en qué medida la interacción entre la economía, las políticas públicas y el mercado de trabajo es capaz o no de proteger eficazmente a los niños contra las sacudidas financieras”.

Y, “en el caso de España, el impacto preocupante de la crisis sobre los niños y sus familias es ahora evidente y medible”.

Los niños sufren la crisis en los hogares
cuando sus progenitores se quedan sin trabajo
y sin ingresos, cuando ellos y sus familias
son desahuciados, cuando se empobrece
la calidad de su alimentación…

Si en el anterior informe de UNICEF, correspondiente a 2010, y con datos de 2008, se certificaba que la pobreza infantil en España se acercaba a los dos millones de niños, con los últimos datos, y solo en dos años, la cifra ha crecido un 10%. Son ya 2.200.000 los menores de 18 años que viven en hogares que están por debajo del umbral de pobreza.

Así pues, de 2009 a 2010, la pobreza infantil subió del 23,7% al 26,2%, incremento y porcentaje nunca alcanzados para esta franja de edad desde 2004, cuando comenzaron estos estudios.

Este incremento muestra que hoy hay más niños más pobres (205.000 más); que además de ser más, son más pobres, al haber bajado los ingresos medios en los hogares (se ha reducido el umbral de ingresos para medir la pobreza, que ha pasado en 2011 a 15.820 euros para una familia de dos adultos con dos niños).

En el nº 2.803 de Vida Nueva. Pobreza infantil: los niños sufren más la crisis, íntegro solo para suscriptores