Pablo d’Ors: “Dios me ha puesto entre los enfermos para que me ayuden”

El sacerdote y escritor publica ‘Sendino se muere’

Pablo d'Ors, sacerdote y escritor

JUAN CARLOS RODRÍGUEZ | Pablo d’Ors (Madrid, 1963), novelista y sacerdote, publica Sendino se muere (Fragmenta Editorial), un libro breve, contundente y hermoso. Sendino es la doctora África Sendino, oncóloga y enferma de cáncer, a la que d’Ors conoció en el hospital madrileño en donde ejerce de capellán.

“Este documento pretende reflejar cómo viví yo sus últimos días, así como la impresión que me produjo su lento apagarse”. Y es que Sendino, la paciente, afrontó su enfermedad desde la fe: “Una lección viviente de evangelio para todo el que entrara en su habitación con el corazón abierto”, escribe d’Ors.

- ¿Quién fue la doctora África Sendino y cómo le marcó?

- Es cierto que solo la traté durante las últimas semanas de su vida, pero bastaron para que percibiese de qué madera estaba hecha esta mujer, cuál era su temple y hasta su secreto más íntimo, que ella me confesó precisamente para que lo escribiera y fuera como su legado. No voy a abundar ahora en su exquisita sensibilidad y en su sobresaliente altura moral. Hablo de ello en Sendino se muere. Diré solo que nunca he conocido a nadie de su altura ética y espiritual. Todos morimos conforme vivimos. A juzgar por la ejemplaridad de la muerte de Sendino, su vida tuvo que ser excepcional.

- “Lo religioso era en Sendino la conciencia misma, pero elevada a su más sencilla y bella expresión –escribe usted–. Era, en fin, lo que yo siempre había intuido que debía ser”. ¿He aquí la razón fundamental del libro?

- Sí, pero hay algo más. Con frecuencia me han dicho que siendo el hospital la casa del dolor, quienes trabajamos en uno debemos ser personas muy fuertes. Es cierto que el hospital es la casa del dolor, pero no menos cierto es –y esto no pueden verlo quienes solo están de paso– que también es la casa del amor. En un hospital se ve cómo la gente sufre y muere, eso es verdad; pero también se ve –y esto no es menos verdad– hasta qué punto son amados los seres queridos y, lo que es inmensamente reconfortante, cómo son pocos los que pasan sus internamientos hospitalarios solos. En el hospital se aprende que allí donde hay dolor hay también, por lo general, mucho amor, o, por decirlo claramente, que amor y dolor son las dos caras de la misma moneda. Y esta es la razón de este librito.

“Allí donde hay dolor
hay también, por lo general,
mucho amor.
Amor y dolor son
las dos caras de la misma moneda”.

- Habla usted de Sendino, pero escribe también de cómo le transformó, le “evangelizó”…

- Por supuesto, pero yo no he estado nunca a la altura del testimonio que me brindó Sendino para que yo lo regalara al mundo, ni de la riqueza de la experiencia hospitalaria, que excede en mucho mi pobre capacidad de acogida y respuesta. Esto no me lo dicta la humildad, sino la sensatez y la verdad. Soy solo alguien que pasaba por ahí, alguien que ha visto y oído, y que se ha dejado afectar; alguien que ha escrito lo que ha llegado a sus ojos, oídos y alma, para que otros puedan leerlo y alimentarse por dentro.

Dejar que te ayuden

- Impacta la frase: “Quien se deja ayudar se parece a Cristo más que quien ayuda”.

- Atendiendo a la culpa que se experimenta al constatar la propia huida del dolor, así como la torpeza para ofrecer palabras de consuelo a los enfermos, me sale decir que, más que para ayudarles, Dios me ha puesto entre los enfermos para dejarme ayudar por ellos. Estoy entre ellos para que, ante su vulnerabilidad, sea capaz de sacar a relucir la mía, y para que de este compartir ambas “menesterosidades” pueda nacer la verdadera comunión. A otro nivel, esta es la experiencia de África Sendino, que la dejó escrita: “He dedicado mi vida a ayudar a los demás, pero no he podido marcharme de este mundo sin dejarme ayudar por ellos. Dejarse ayudar supone un nivel espiritual muy superior al del simple ayudar. Porque si ayudar a los demás es bueno, mejor es ser ocasión para que los demás nos ayuden.

jcrodriguez@vidanueva.es

En el nº 2.803 de Vida Nueva. Entrevista con Pablo d’Ors, íntegra solo para suscriptores


Presentación en Madrid

Fecha: lunes 18 de junio

Hora: 19:00 h.

Lugar: Librería Juan Rulfo – Fondo de Cultura Económica. Dirección: Fernando el Católico, 86

En el acto intervendrán: Pablo d’Ors, autor; Gustavo Martín Garzo, escritor; Juan Rubio, director de Vida Nueva; e Ignasi Moreta, doctor en Humanidades y editor de Fragmenta