Y Dios parece callar…

JUAN RUBIO, director de Vida Nueva | Me he reencontrado con Literatura del siglo XX y Cristianismo, de Charles Moeller. Cuatro tomos intensos traídos a España por García Yebra y editados por Gredos. Constituyen una de las obras más completas sobre lo cristiano en las letras durante el pasado siglo.

La obra está dedicada “a los que son pobres…” y, en la introducción, el autor habla del silencio de Dios en momentos tan crudos como fueron los años de la posguerra mundial, cuando crecía un sentimiento de abandono y se declaraba la muerte de Dios.

Creyó que era el momento de los destellos internos, de la riqueza del interior y descubrió en los grandes escritores del siglo esos destellos de luz, esa manera que Dios tiene de hablar. Auscultó la vida y obra de los grandes novelistas y se acercó a hurtadillas a su secreto. Nos acercó uno de los mejores testimonios del silencio sonoro de Dios en las corrientes internas de las novelas que el mundo leía a mediados del siglo XX.

Dios seguía hablando, aunque pareciera callado; y el hombre se iba levantando del barro. Con Camus exclama: “En el hombre hay más cosas dignas de admiración que de desprecio”. Una obra para levantar la esperanza hoy.

director.vidanueva@ppc-editorial.com

En el nº 2.800 de Vida Nueva.