La HOAC y la reforma

EDITORIAL VIDA NUEVA | La HOAC, organismo eclesial, ha emitido un comunicado en el que, con respeto y seriedad, ha mostrado su postura contraria a algunos aspectos de la reforma laboral planteada por el Gobierno; reforma a la que tiene todo el derecho un Ejecutivo refrendado por la urnas.

Lo que nadie puede negar es el derecho de otros organismos a ofrecer su punto de vista contrario, realizado desde el respeto. Este colectivo no ha hecho sino cumplir con su deber de conciencia expresando con libertad algo que le preocupa: que los más pobres y las clases más desfavorecidas sean las que paguen los platos rotos de políticas económicas equivocadas y de una crisis que no han creado. Es una voz de alarma y una voz profética que corresponde a la Iglesia.

En el nº 2.792 de Vida Nueva. Del 10 al 16 de marzo de 2012.

 

LEA TAMBIÉN: