María José Mansilla: “A la mujer que aborta hay que ofrecerle el Evangelio”

Responsable del Proyecto Raquel de lucha contra el aborto

VICENTE LUIS GARCÍA | Dar vida y salvar vidas, material y espiritualmente. Así se resume el leitmotiv de María José Mansilla, madre de dos hijos y promotora de la implantación en España del Proyecto Raquel, que lucha contra el aborto desde una estructura eclesial.

Durante sus embarazos, profundizó en la “dimensión social y espiritual” del aborto, lo que le llevó a contactar con el Movimiento Pro Vida. De entre los casos que conoció, hubo uno que marcó su futuro: “Era una chica a la que iban a realizar un aborto justificado por la enfermedad que padecía y que los médicos argumentaban que era incompartible con el embarazo”.

Esa enfermedad era la PTI (púrpura trombocitopénica idiopática), la misma que padece María José, madre de dos criaturas. Su inmediata reacción fue: “Yo tengo que hablar con esa chica y decirle que la están engañando, que aquí están mis hijos para demostrarlo”.

A partir de este momento, y de la mano de Esperanza Puente, de Red Madre, María José se implicó más en Pro Vida y comenzó su labor como ‘rescatadora on line’: “Tomé conciencia de que toda esta labor, sin Dios, se quedaba muy coja. Si Dios no sana sus heridas y ella no se encuentra con la misericordia y el perdón de Dios, la labor psicológica no es suficiente”.

Atención pastoral

“Ahora –afirma– soy cada vez más consciente de la necesidad que hay en España de la atención pastoral al postaborto desde la Iglesia y también de los maravillosos frutos de sanación que el Señor nos está regalando. Realmente, estas mujeres vuelven a la vida.”

Un dato significativo: “Ninguna mujer me ha dicho: ‘No quiero tener al niño’. Siempre dicen: ‘No puedo’. Por otro lado, tampoco he conocido a nadie que se haya arrepentido de dar a luz a una nueva criatura y, sin embargo, a diario recibo a personas destrozadas por no haberlo tenido”.

En el nº 2.768 de Vida Nueva (entrevista completa para suscriptores).