Música sacra: entre la tradición y el progreso

MAITE LÓPEZ MARTÍNEZ | Con motivo del centenario del Pontificio Instituto de Música Sacra, celebrado en mayo, Benedicto XVI envió una preciosa carta al cardenal Zenon Grocholewski, gran canciller de esa institución, recordando sus orígenes y afirmando su pleno sentido en la actualidad.

En dicho documento, el Papa sostiene que, para comprender claramente su identidad y misión, es preciso saber que san Pío X lo fundó poco después de haber emanado el motu proprio Tra le sollecitudini, que provocó una profunda reforma en el campo de la música sacra.

La función de este instituto, por tanto, es dar continuidad al Magisterio sobre la música sacra en la Liturgia: “En el arco de los últimos cien años, esta institución ha asimilado, elaborado y transmitido los contenidos doctrinales y pastorales de los documentos pontificios, como también del Concilio Vaticano II, concernientes a la música sacra, para que puedan iluminar y guiar la obra de los compositores, de los maestros de capilla, de los liturgistas, de los músicos y de todos los formadores en este campo”.

La Iglesia posee una hermosa herencia musical que cuidar y preservar. Pero junto a ello, y de forma complementaria, es importante no olvidar que la Iglesia, en cuanto sujeto de la Liturgia (realidad viva y dinámica donde las haya), tiene no solo larga historia y rica Tradición, sino una impresionante creatividad, como recuerda al Papa. La música sacra debe cuidar la “correcta y constante relación entre sana traditio y legítima progressio, teniendo bien presente que estos dos conceptos se integran mutuamente”.

Por eso, no pueden ser válidas las interpretaciones parciales del Magisterio, incluidas las relativas a la música sacra, que pongan énfasis solo en preservar la Tradición, ya que esta, sin referencia a la creatividad y al progreso, quedaría desfigurada.

En el nº 2.757 de Vida Nueva.

Las novedades musicales, discos y cantantes del ámbito religioso, y las reflexiones de Maite López, en la sección Música de Vida Nueva.