Aprendices de brujo

Irresponsable, sectario… Se podría definir de muchas formas el comportamiento del pastor protestante Terry Jones, líder de una iglesia estadounidense. Pero el más correcto sería el de antievangélico. Su idea de quemar 200 coranes –que al final no llevó a la práctica, aunque sí lo hicieron otros “iluminados”– como método de protesta contra la construcción de una mezquita en la ‘Zona Cero’ de Nueva York, despertó una oleada de airadas protestas en varios países de mayoría musulmana. ¿Habría cargado la conciencia del reverendo con el posible ataque a las minorías cristianas en lugares como Afganistán, donde, por cierto, murieron tres manifestantes? Apelando a su condición de “cristiano”, Obama ha reiterado que la guerra es contra los terroristas, no contra el islam.

En el nº 2.721 de Vida Nueva.

————

INFORMACIÓN RELACIONADA