Los obispos gallegos invitan a los jóvenes a ser protagonistas de la Iglesia

Ante las celebraciones del Año Santo Compostelano y de la JMJ de Madrid 2011

(M. de Miguel) Se trata de una oportunidad especial, providencial, para encontrar y renovar la experiencia de la fe, para experimentar personalmente lo que es la Iglesia”. Las celebraciones del Año Santo Compostelano, dentro de la que se sitúa la Peregrinación y Encuentro de Jóvenes (PEJ), y  de la Jornada Mundial de la Juventud de 2011 son eventos lo suficientemente trascendentes como para que los obispos gallegos firmen una carta conjunta invitando a los jóvenes a sentirse más Iglesia. Esta “iniciativa poco habitual”,  según dijo Alfonso Carrasco, obispo de Lugo, en la presentación, responde a que permiten “experimentar en primera persona lo que puede aportar la fe y la pertenencia a la Iglesia a través del testimonio” .

“El Apóstol Santiago nos habla por experiencia de algo grande y nuevo, que responde plenamente a lo que espera el corazón”, se afirma en la carta, indicando que se trata de “un amor y una compañía que hace posible estar en el mundo en el modo justo”. Esta buena noticia supone “una invitación a un camino de vida” que, a pesar de ser individual, se puede realizar en compañía: “Nuestra fe es creíble porque tiene la fuerza de la amistad de los que caminan unidos, sin exclusiones ni fronteras, guiados por el verdadero Maestro”.

Con respecto a la PEJ 2010, que se celebrará del 5 al 8 de agosto y que ya cuenta con 12.000 inscritos, recuerdan que muchos participantes pasarán los días previos por la diócesis camino de la tumba del Apóstol, por lo que “sería muy significativo que los jóvenes de Galicia fueran los protagonistas de la acogida”.

La carta concluye refiriéndose a la JMJ  de Madrid  2011 como “una ocasión para ver con los propios ojos la presencia del Pueblo joven del Señor en medio del mundo, como gran esperanza para la propia vida”.

Página web

La Oficina del Peregrino acaba de renovar su página web (peregrinossantiago.es/) con contenidos que están dirigidos, principalmente, a “peregrinos cristianos” o que buscan espiritualidad. Así, se establece un contraste con otros sitios más volcados en el turismo o la cultura. El portal está editado en cinco idiomas –español, francés, inglés, alemán e italiano– para atender a la universalidad de quienes deciden emprender el Camino.

En el nº 2.713 de Vida Nueva.