Kirguizistán pide atención y ayuda

Si mencionamos el nombre de Kirguizistán, serán pocos los que identifiquen a la antigua república soviética, de terreno montañoso y enclavada en Asia Central. Pese a que se pudiera entender este desconocimiento histórico y geográfico, lo que resulta inaceptable es que caiga en el olvido mediático un conflicto que, originado el pasado día 11, está alcanzando cotas de drama. Y es que un enfrentamiento étnico entre kirguís y uzbekos, en menos de una semana, desató un balance sangriento: más de 200 muertos y de 2.000 heridos. A lo que se suma el drama de los desplazados: 200.000 diseminados por el país y 100.000 en la vecina Uzbekistán. Aprovechando que el domingo 20 fue el Día Mundial del Refugiado, sería de justicia escuchar el S.O.S. de Kirguizistán.

En el nº 2.713 de Vida Nueva.